Aleja a los fantasmas de tu consumo

 

 

Consumo eléctricoTe levantas por la mañana. Preparas café, enciendes la tostadora y pones la televisión mientras desayunas. Cuando terminas recoges todo, apagas la cafetera, la tostadora y la tele y te vas a trabajar. Y así todo los días. Se llama rutina, pero también gastar de más o despilfarro.

Seguro que te estás preguntando qué hay de imprudente. La cuestión es que sin saberlo, estás generando algo que se conoce como “consumo fantasma”. Y se llama así porque no se ve, pero en este caso, sí existe. Se trata del gasto que generan los aparatos electrónicos que, estando conectados a la red, se encuentran apagados. También se conoce con el famoso modo “stand by”.

Pensarás que es una tontería y que apenas se nota. Pero te equivocas, este consumo puede suponer entre un 7 y un 11% de tu consumo eléctrico total, lo que se traduce entre 32 y 58 euros al año para un hogar medio. Es un cálculo realizado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que de esto, saben bastante.

Dejar los electrodomésticos en modo espera hace que se gaste mucho dinero y energía. Por eso la solución es desenchufarlos. ¿Pero todos? No, solo los que no se vayan a usar de forma continuada, como la tostadora, la radio o el portátil. La nevera es normal que esté encendida todo el día. ¡Que no cunda el pánico! Para que te hagas una idea, dejar los electrodomésticos en “stand by”, sin desenchufarlos del todo, consume en torno a una media de entre 8 y 15W por aparato. ¡No es el fin del mundo! Pero si podemos ahorrárnoslo ¿por qué no? Aunque depende de cada aparato. Ahí va una lista de los que más consumen:

  • Cargadores de los teléfonos móviles: seguro que más de una vez coges el móvil y se te olvida quitar el cargador.
  • Televisión: Aunque cueste enchufarla cada vez que quieras verla, apaga y tira del enchufe. ¡Toca dormir!
  • Videoconsola: desenchúfala cuando termines de jugar. ¡No te arrepentirás y ella te lo agradecerá!
  • Microondas: otro que se tira todo el día en modo ON y eso que solo le utilizamos en momentos clave del día.
  • Cafetera: solo necesitas diez minutos para hacer el café. No tiene sentido que se quede enchufada, ¿no?
  • Es muy común dejarlo en modo “stand by” pero también es una mala costumbre. ¡Pobre ordenador y pobre consumo!

Como ves, no son gastos inevitables. Seguro que si empiezas por desenchufar los que más consumen notarás la diferencia en la factura de la luz. Pero no te impacientes, el ahorro no es instantáneo. Sino que lo notarás poco a poco. ¡Así que cuanto antes empieces, mejor! Bienvenido al ahorro de la desconexión 🙂

 

 

Comments

comments