Querida Unión Europea: y tú, ¿cómo te financias?

 

Financiación Unión EuropeaQue tu mejor amigo se vaya a estudiar a Italia con una beca Erasmus no es casualidad. Como tampoco lo es que tu vecino del pueblo pueda cultivar cebada. Ni tampoco que haya una mayor protección de los bosques y la naturaleza. Esto no pasa por arte de magia. Sino porque alguien lo paga. Y no nos referimos al Gobierno, que también; sino a algo más grande y a lo que pertenecemos desde 1986: la Unión Europea.

Pero, ¿de dónde saca el dinero esta señora para hacer todo eso? Como es evidente, el dinero no cae de los árboles -por mucho que lo deseemos-, así que la Unión Europea necesita de varias fuentes de ingresos. Ahí van las tres principales:

  1. Los miembros de la Unión Europea: cada país aporta cerca del 0,7% de su renta nacional bruta -que es como el PIB, solo que aplicado a la renta-. Aunque parezca poco, a veces se ajusta más para que no suponga mucho gasto para los países. Sí, aunque parezca raro, en el club europeo prima el principio de solidaridad entre países.
  2. IVA: es un pequeño porcentaje de este impuesto que cobra cada país miembro, normalmente en torno al 0,3%. Ahora ya sabes que cuando lo pagas sirve para financiar proyectos europeos o para las esas amadas becas Erasmus.
  3. Derechos de importación sobre los productos procedentes de países no miembros de la UE. Ya sabes que las compras al extranjero y las aduanas tienen sus impuestos. Y esta es la razón.

Claro que estas no son las únicas formas que tiene la Unión Europea para conseguir dinero. Hay más. Existen otras como los impuestos del personal que trabaja para ella. O las contribuciones de otros países no miembros que participan en algunos programas. Pero sin duda, de dónde más recauda es de las multas impuestas a empresas que se saltan las normas europeas. Si todos estamos en el mismo barco, todos remamos en la misma dirección. ¡No vale hacer trampas!

Y una vez se sepa más o menos lo que va a recaudar, la UE elabora un presupuesto. Para que te hagas una idea, el de este año establece unos compromisos de 155.000 millones de euros  y de 143.890 millones de euros en pagos. Con compromisos nos referimos a ayudas, subvenciones o becas. Y con gastos, a lo que la UE da a cada país en función de sus necesidades. Al final el dinero que da un país se reinvierte en él de nuevo. ¿Dónde está el problema?

 
Así es cómo recauda la UE todo el dinero que necesita para aumentar la seguridad en un país, arreglar las carreteras o poner una fuente en la plaza del pueblo más pequeño de España. ¿Alguien da más?

Comments

comments