EVO AL DÍA

A veces soltamos la calculadora y nos levantamos de la silla. Entonces en EVO pasan cosas como éstas.
Novedades y colaboraciones de nuestro equipo, tu banco.

EVO AL DÍA

Estas navidades tu tarjeta de crédito EVO se convertirá en la mejor de las sonrisas

¿No te lo crees? Vamos paso a paso. Hace poco conocimos a la Fundación Theodora, formada por los Doctores Sonrisa, payasos, magos, cuentacuentos, músicos o actores especialmente formados para trabajar con niños enfermos… Su misión principal: provocar muchas sonrisas. Para llegar a ser un auténtico Doctor Sonrisa, han de pasar un riguroso proceso de selección …

EVO AL DÍA

Di hola a la tranquilidad

Los dichos tienen un problema y es que a veces no se adaptan a los tiempos en los que vivimos. Sobre todo nos damos cuenta cuando escuchamos el viejo dicho «tu casa es tu castillo», porque aunque tu casa esté siempre calentita, no tiene los muros inquebrantables de un castillo del siglo XV y por …

EVO AL DÍA

TÚ HABLAS, YO ESCUCHO

Hay personas que disfrutan del silencio, en EVO preferimos el ruido de voces. Creemos que no hay nada mejor que hablar y ser escuchado ni nada más valioso que la transparencia. Creemos que tú nos ayudas a ser quiénes somos y que nuestra mejor manera de darte las gracias es abrirte nuestras puertas de par …

EVO AL DÍA

El ahorrador de bostezos

Esa noche que has dormido mal, al día siguiente no puedes dejar de bostezar hasta el punto de que pareces el león de la Metro Goldwyn Mayer, abriendo la boca toda la mañana. Lo peor es que es contagioso y llega un momento en que tu oficina parece una orquesta sinfónica desafinada. Y hay que …

EVO AL DÍA

Cambiar es diptongo

¿Sabes ese dulce cataclismo de melancolía que te ataca cuando ves una foto de hace un par de décadas? Esa, justo, esa en la que llevabas el pelo como Tina Turner y pensabas que las hombreras con tachuelas eran lo más que se le podía pedir a la moda. Claro que lo recuerdas, nos pasa …

EVO AL DÍA

El paso hacia adelante del clavadista

Con las manos desnudas trepa por un acantilado un hombre delgado, de piel morena y vestido solo con un bañador. Sube poco a poco, pero por sus movimientos se percibe que conoce bien esas piedras. Al llegar a arriba otea el horizonte y contempla el mar a sus pies. Después cierra los ojos y siente …